Baja California - Martes 16 de Julio

Toyota amplía el retiro del mercado de Prius, por falla mecánica

4 de julio de 2019 3:41 pm | Economía | Los Angeles, California

Cerca de 20 mil propietarios de vehículos Toyota Prius experimentaron fallas en el sistema eléctrico de sus automóviles después de que la compañía los retirara de la venta, en 2014, e intentara remediar un defecto de seguridad modificando el software.

Así lo informó un ejecutivo de Toyota durante su testimonio en un juicio civil que se prolongó por dos meses y tuvo sus argumentos finales este lunes, en el Tribunal Superior del Condado de Orange en Santa Ana. El jurado, integrado por siete hombres y cinco mujeres, comenzó a deliberar el martes.

El caso fue presentado contra Toyota por Roger Hogan, uno de los mayores concesionarios de esa marca en el sur de California, quien alega que después de comenzar a alertar sobre el problema, Toyota tomó represalias contra sus concesionarios en San Juan Capistrano y Claremont.

Por separado, la semana pasada, Toyota notificó a sus distribuidores en Estados Unidos que nuevamente ampliaría el retiro del mercado a raíz de la falla en el sistema de energía eléctrica, para incluir modelos Prius hechos en 2018.

El retiro cubre 500 vehículos Prius Modelo C, con un problema de fabricación en el convertidor de corriente directa --una parte del sistema de encendido--, que podría causar la pérdida de energía y "aumentar el riesgo de un choque", según las notificaciones enviadas a los concesionarios.

La compañía indicó que aún está considerando cómo remediarlo, pero reemplazará el convertidor de corriente directa, que es distinto del componente afectado en los retiros anteriores, de ser necesario.

La retirada de mercado original cubrió alrededor de 800 mil Prius en Estados Unidos de modelos desde 2010 hasta 2014. Toyota inició una segunda retirada en octubre pasado, cuando reconoció que la primera aún dejaba inseguros a los propietarios.

El largo juicio implica una batalla muy inusual por acusaciones de seguridad entre una automotriz y uno de sus principales concesionarios.

Hogan fue presidente de la Asociación de Concesionarios de Toyota en el sur de California, y se describe a sí mismo como fiel a esa marca de por vida.

Sin embargo, la compañía, durante el juicio, lo retrató como un oponente deshonesto que intentó vengarse de la empresa por sus acciones contra uno de sus hijos.

Toyota negó las acusaciones hechas por Hogan de haber tomado represalias en su contra por las cuestiones de seguridad, y afirmó que su disputa con la compañía data de 2016, cuando la automotriz consideró que su hijo no estaba calificado para actuar como gerente general.

Para Toyota, el juicio resucita algunos de los mismos problemas de transparencia sobre problemas de seguridad que enfrentó con su falla de aceleración no intencionada, que se conoció en 2009 con el cuádruple accidente fatal que involucró a un oficial fuera de servicio de la Patrulla de Caminos de California y su familia.

Después de las audiencias en el Congreso, las investigaciones de los reguladores federales y las batallas judiciales, Toyota se comprometió a responder mejor a las quejas de seguridad y darle más autoridad a sus ingenieros de seguridad.

En el juicio actual se alega que Toyota ha incumplido esas promesas. Todas las decisiones sobre el sistema de energía eléctrica y las resoluciones de retiradas de mercado se tomaron en Japón, según el abogado de Hogan, Amnon Siegel, quien citó el testimonio realizado durante el juicio por los ejecutivos de Toyota.

Siegel alegó que la compañía ocultó la gravedad de los problemas del inversor, así como información clave sobre cómo se suponía que el software ayudaría a prevenir riesgos de seguridad.

La automotriz se negó a responder preguntas específicas sobre el testimonio, pero emitió una declaración general: "Toyota está comprometida con la seguridad y protección de sus clientes, y confiamos en que la evidencia dio pruebas de que Toyota actuó de manera adecuada al abordar los problemas de infalibilidad de los vehículos y en sus tratos comerciales con Hogan.

Creemos que las alegaciones de Hogan carecen de fundamento".

Los problemas con el sistema de energía eléctrica afectan un componente clave conocido como inversor, que aumenta el voltaje de la batería y se convierte en corriente alterna, similar a lo que sale de un toma de corriente doméstico.

Los inversores del Prius sobrecalentaban y freían los transistores internos de alta potencia, lo cual provocaba una pérdida de energía que, en muchos casos, dejó a los propietarios varados a un lado de la carretera.

Toyota intentó solucionar el problema mediante cambios en el software del inversor en los años 2010-2014, aunque nunca reveló cómo éste o sus modificaciones podrían resultar en un sobrecalentamiento menor. La solución no evitó el recalentamiento, y las fallas del inversor continuaron.

La compañía originalmente afirmó que la solución de software tenía la intención de prevenir el fallo de los inversores y garantizar la seguridad de los ocupantes del vehículo en caso de desperfecto, al permitir que el automóvil ingresara a un modo emergente que le permitiría moverse a unas 15 mph.

Pero Hogan y algunos propietarios de vehículos afirmaron que los inversores fallaban sin llegar a entrar a ese modo de emergencia.




Notas relacionadas

  1. 38 millones de pesos serán repartidos en el sorteo de ...
  2. Ofrecerán empleos a egresados y alumnos de los Cecytes...
  3. Casa de 7 millones de dólares del gobernador perredist...
  4. Inicia la Toyota Tijuana la producción de un nuevo mod...
  5. Explosión en China afecta al décimo puerto más activ...


▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior

Avanza plan de Trump que dejaría a miles de migrantes sin vivienda


López Obrador necesita aceptar la realidad económica


Arturo Herrera Gutiérrez, nuevo titular de Hacienda


Pronostican una desaceleración de la inflación en México durante junio


Toyota amplía el retiro del mercado de Prius, por falla mecánica


Millennials, listos para una pensión tres veces menor que la de sus abuelos


Disponibles 15 mil empleos para atender el fenómeno migratorio en el Estado