Baja California - Jueves 15 de Noviembre

La dura decisión de Trump que no deja dormir a más de 100 mil migrantes

20 de octubre de 2018 3:21 pm | Migración | Washington, DC

Luego de que el gobierno de Donald Trump anunciara desde hace meses que preparaba una norma para cancelar la visas de trabajo para cerca de 100 mil cónyugues de migrantes con visas H-1B, el momento parece haber llegado.

El gobierno Trump que ha anunciado sus planes de prohibir el trabajo a los portadores de visa H-4, acaba de publicar un aviso de que la nueva regla se emitirá el próximo mes.

El gobierno de Obama implementó este permiso laboral conocido como H4 EAD, en parte para ayudar a lidiar con la masiva acumulación de peticiones de “green card” por parte de portadores de visas H-1B de la India y China, ya que sufren una espera gigantesca para obtener la residencia permanente, factor que imposibilita a sus cónyuges de trabajar legalmente en el país.

Homeland Security ha dicho que la prohibición de trabajo planificada es parte de la implementación de la orden ejecutiva “Comprar estadounidense y contratar estadounidense” de Trump.

“Algunos trabajadores estadounidenses se beneficiarían de esta regla propuesta por tener una mejor oportunidad de obtener puestos de trabajo que parte de la población de los H-4 trabajadores tienen actualmente”, dijo el Departamento de Seguridad Nacional y de Ciudadanía e Inmigración en la notificación acerca de la prevista emisión de la norma.

Los críticos del H-4 y H-1B acusan que las visas conducen a empleos perdidos y a menos oportunidades de trabajo para los estadounidenses.

Bajo las reglas actuales, el programa H-1B permite a las compañías contratar trabajadores altamente calificados del extranjero, con 85 mil visas disponibles anualmente.

Más de 104 mil cónyuges han recibido autorización para trabajar desde que la ley de visa H-4 fue promulgada bajo Obama, según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración.

En México ya conocen el accionar político del presidente Donald Trump ante su ultima oleada de recriminaciones en contra de inmigrantes centroamericanos.

Este viernes el canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo que la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de cerrar la frontera si no se detiene la llegada de inmigrantes hondureños es un mensaje meramente “electoral”.

Videgaray, en declaraciones a los periodistas, recordó que EE.UU. está en la antesala de elecciones y apostó por poner las advertencias de Trump en ese contexto y “no darles mayor trascendencia o importancia”.

“En menos de tres semanas hay elecciones y creo que tenemos que ponderar ese tipo de declaraciones que, por supuesto, a nadie agradan”, dijo.

El presidente Trump, amenazó hoy con ordenar a sus militares que “cierren” la frontera con México si el país vecino no frena la caravana de inmigrantes hondureños que se dirige hacia el norte.

“Debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga esta arremetida (de migrantes), y si no pueden hacerlo, llamaré a los militares de Estados Unidos y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR!”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

Videgaray, mientras tanto, recordó que México “tiene ya mucha experiencia en conocer expresiones de este tipo por parte del presidente Trump” y recordó que su país no hace “negociaciones” ni “diplomacia a través de Twitter”.

“La frontera entre México y Estados Unidos es la frontera más transitada del mundo. Todos los días la cruzan más de un millón de personas de manera legal, más de 400 mil vehículos.

El comercio entre México y Estado Unidos es de un millón de dólares por minuto”, recordó.

“Creo que antes de tomar decisiones de esta naturaleza cualquier involucrado lo pensaría muy muy bien”, añadió el ministro mexicano, que insistió en restar importancia a la advertencia de Trump.

Preguntado por la visita a México que efectuará este viernes el secretario de Estado, Mike Pompeo, Videgaray dijo que el representante estadounidense será recibido “con mucho gusto” y aseguró que ha sido “alguien importante” en la relación entre los dos países.

El canciller insistió en que esa relación entre México y Estados Unidos “es mucho más grande que un hecho aislado como es esta caravana”.

La caravana, subrayó, es algo muy importante sobre todo para las personas que vienen en ella y que están arriesgando su vida.

La prioridad de México, según Videgaray, es asegurar que se protegen los derechos de esos migrantes.

Con ese fin, el canciller solicitó hoy a Naciones Unidas apoyo para gestionar las peticiones de asilo que puedan presentar los integrantes de la caravana y dijo haber recibido una respuesta muy positiva, tras un encuentro con el secretario general, António Guterres.

Videgaray explicó además que las autoridades mexicanas han estado en contacto con las estadounidenses y que han explicado directamente a los participantes de la caravana los procedimientos que prevé la ley mexicana para su posible ingreso a México.




Notas relacionadas



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior

Ciudades de tiendas de campaña: Así recibirá Trump a los migrantes


Trump "Es una invasión, nuestros militares les esperan"


Trump considera cerrar la frontera a solicitantes de asilo centroamericanos


Ligan caravana migrante con movimiento chavista


La dura decisión de Trump que no deja dormir a más de 100 mil migrantes


Miles de inmigrantes hondureños invaden México


México pide ayuda a la ONU para detener caravana de migrantes