Baja California - Martes 23 de Octubre

Más restricciones a la solicitud de visas

17 de julio de 2018 9:16 am | Migración | Washington, DC

La Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) adoptará a partir del próximo 11 de septiembre su propia política de “tolerancia cero” a errores u omisiones en solicitudes de visas, lo que afectaría a decenas de miles de solicitantes y facilitaría más deportaciones, advirtieron expertos.

La USCIS emitió la noche del viernes, sin mucho ruido, un memorándum con la política que entrará en vigor para solicitudes recibidas después del 11 de septiembre, y que anula la que se aplicaba desde junio de 2013 para la revisión de solicitudes.

La nueva política permitirá que los funcionarios de USCIS a cargo de revisar solicitudes para un amplio gama de visas, incluyendo las alrededor de un millón de solicitudes de residencia permanente y las de ciudadanía, ejerzan una mayor “discreción” procesal para rechazar cualquier solicitud o petición sin antes emitir una notificación previa de que la solicitud corría peligro.

La única categoría de ajustes migratorios excluida del cambio de política es la que cubre a los “Dreamers” amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, explicó USCIS.

Bajo los reglamentos en vigor, si una persona envía una solicitud incompleta o con errores a USCIS, la agencia suele responder con la llamada “Solicitud de Evidencia” (RFE, por sus siglas en inglés), o una “Notificación sobre Intención de Rechazo” (NOID, en inglés), básicamente dando una segunda oportunidad para corregir o completar la solicitud.

Pero eso cambiará en septiembre próximo para combatir lo que el director de USCIS, Francis Cissna, calificó como un sistema agobiado por “solicitudes frívolas o sin mérito” que ocasionan demoras en el proceso de adjudicación de casos.

Con este cambio, “USCIS está restableciendo plena discreción a nuestros oficiales de Inmigración para rechazar solicitudes y peticiones incompletas o que no son elegibles para beneficios migratorios”, y de esa forma se desalentarán solicitudes “frívolas” o “esqueléticas” que buscan tomar ventaja del sistema, argumentó Cissna.

La Administración Trump no ha logrado que el Congreso apruebe una ley para reducir la migración legal -–ya hubo dos fallidos intentos este año en el Senado--, por lo que ahora adopta una política que podría tener el mismo efecto.

El cambio se suma a otro reciente que anunció la USCIS y que podría facilitar las deportaciones de personas con visas vencidas, y todo ocurre, según críticos, sin el debido proceso de comentarios públicos que normalmente requieren estas medidas.


Expertos consultados hoy porla Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) adoptará a partir del próximo 11 de septiembre su propia política de “tolerancia cero” a errores u omisiones en solicitudes de visas, lo que afectaría a decenas de miles de solicitantes y facilitaría más deportaciones, advirtieron expertos.

La USCIS emitió la noche del viernes, sin mucho ruido, un memorándum con la política que entrará en vigor para solicitudes recibidas después del 11 de septiembre, y que anula la que se aplicaba desde junio de 2013 para la revisión de solicitudes.

La nueva política permitirá que los funcionarios de USCIS a cargo de revisar solicitudes para un amplio gama de visas, incluyendo las alrededor de un millón de solicitudes de residencia permanente y las de ciudadanía, ejerzan una mayor “discreción” procesal para rechazar cualquier solicitud o petición sin antes emitir una notificación previa de que la solicitud corría peligro.


La única categoría de ajustes migratorios excluida del cambio de política es la que cubre a los “Dreamers” amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, explicó USCIS.

Bajo los reglamentos en vigor, si una persona envía una solicitud incompleta o con errores a USCIS, la agencia suele responder con la llamada “Solicitud de Evidencia” (RFE, por su sigla en inglés), o una “Notificación sobre Intención de Rechazo” (NOID, en inglés), básicamente dando una segunda oportunidad para corregir o completar la solicitud.

Pero eso cambiará en septiembre próximo para combatir lo que el director de USCIS, Francis Cissna, calificó como un sistema agobiado por “solicitudes frívolas o sin mérito” que ocasionan demoras en el proceso de adjudicación de casos.


Con este cambio, “USCIS está restableciendo plena discreción a nuestros oficiales de Inmigración para rechazar solicitudes y peticiones incompletas o que no son elegibles para beneficios migratorios”, y de esa forma se desalentarán solicitudes “frívolas” o “esqueléticas” que buscan tomar ventaja del sistema, argumentó Cissna.

La Administración Trump no ha logrado que el Congreso apruebe una ley para reducir la inmigración legal en EEUU –ya hubo dos fallidos intentos este año en el Senado-, por lo que ahora adopta una política que podría tener el mismo efecto.

El cambio se suma a otro reciente que anunció la USCIS y que podría facilitar las deportaciones de personas con visas vencidas, y todo ocurre, según críticos, sin el debido proceso de comentarios públicos que normalmente requieren estas medidas.




Notas relacionadas

  1. Trump condiciona el alivio a "dreamers" a fon...
  2. La mexicana Alicía Bárcena aspira a la Secretaría Ge...
  3. La Unión Europea podría encontrarse ante una crisis d...
  4. El 30% de refugiados muertos en el Mediterráneo eran n...
  5. Este año más de 3 mil 100 migrantes han muerto en el ...


▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior

Miles de inmigrantes hondureños invaden México


México pide ayuda a la ONU para detener caravana de migrantes


Revés a la Administración Trump por fondos a ciudades santuario


Trump propone medidas contra migrantes legales que reciban ayuda


Más de 200 niños separados de sus padres en la frontera

14 de septiembre de 2018 9:15 am | Migración | San Diego, California

Porque los padres renunciaron a reunificarse con sus hijos, el gobierno estadunidense buscará este fin ...

Cerca de 30 millones pagarán más impuestos en Estados Unidos


Foro para migrantes en peligro de deportación en La Placita en Los Angeles