Baja California - Viernes 20 de Julio

Echan a andar la construcción de la desalinizadora de Rosarito

23 de marzo de 2018 9:44 pm | Economía | Rosarito, BC

Con una inversión superior a los diez mil millones de pesos, los tres órdenes de gobierno y el sector privado, construirán la planta desalinizadora de agua de mar más grande de Latinoamérica en Playas de Rosarito, a 22 kilómetros al sur de Tijuana.

La finalidad de esta magna obra, será suministrar agua para asegurar el crecimiento económico, el desarrollo urbano y elevar la calidad de vida de los habitantes, empresas y comunidades de la zona costa de Baja California.

La producción de agua potable, se determinó no será para venta a los Estados Unidos, en especial a Califormia que vive una situación crítica por disponer del vital líquido.

La ceremonia de la puesta de la primera piedra de la magna obra que solucionará la demanda de agua potable por XXXX años, fue encabezada por el gobernador bakacalifornianos, Francisco Vega De Lamadrid, Alex Hinojosa, Director general del Banco
Desarrollo de América del Norte (Nadbank), Alex Hinojosa y Milton Rubio Díaz, Director General de la empresa NSC Agua.

La planta desalinizadora en su primer etapa producirá 2.2 metros cúbicos por segundo y el doble estando a su máxima capacidad, lo cual equivale al 75 por ciento del agua que conduce el Acueducto Río Colorado-Tijuana.

El gobernador Vega De Lamadrid, señaló que ” la calidad del agua que generará la desalinizadora cumplirá los máximos estándares de potabilidad y se protegerá y conservará el medio ambiente de la zona".

De acuerdo a los planes registrados, la construcción durará 36 meses y tendrá una inversión superior a los diez mil millones de pesos aportados en su totalidad por capital privado, en tanto que al término del contrato, la infraestructura y equipamiento pasarán a ser propiedad pública del estado.

Expresó que el crecimiento de Baja California es uno de los más dinámicos del país, al pasar en siete años de 44 a 50 habitantes por kilómetro cuadrado y en los siguientes doce años amentará su población en una sexta parte, por lo que es necesario garantizar el suministro suficiente y oportuno de agua potable para satisfacer el consumo humano, las necesidades de las ciudades y el crecimiento de la economía.

En Baja California, las precipitaciones son escasas y padece una sequía histórica; la región carece de fuentes propias y depende casi por completo del Río Colorado; ahora la capacidad máxima del acueducto es de 5.3 metros cúbicos por segundo, lo que es insuficiente para los cuatro municipios de la costa, en donde vive el 71 por ciento de la población dejando como única opción desalinizar el agua de mar.

Milton Rubio Díaz, Director de NSC Agua, aseguró que será la desalinizadora más grande de América Latina, bajo el esquema de asociación público-privada, diseñada, financiada, construida y operada con la más alta tecnología, que contempla la construcción de 29 kilómetros con dos puntos de entrega y quedará preparado para futuras conexiones a Rosarito y el Tanque 3.

Esto permitirá distribuir agua por gravedad a la zona oeste de Tijuana y también al Corredor sur de Rosarito hasta llegar a Ensenada, mientras que el agua adicional será para el servicio actual y cubrir la demanda no satisfecha, explicó Rubio Díaz.

Por su parte Alex Hinojosa, Director del Nadbank, aseguró que el instituto al que representa fungió como asesor financiero para este proyecto, que es un proyecto muy necesario, porque se requiere infraestructura para el desarrollo económico, ya que éste crea empleos e ingresos, lo que representa beneficios a la región.

El gobernador bajacaliforniano refirió que los estudios técnicos realizados por la Comisión Nacional del Agua, los planes estratégicos del gobierno federal y el programa hídrico del Gobierno de la República, demostraron que en regiones como Baja California, la mejor opción es desalinizar el agua de mar.




Notas relacionadas



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior