Baja California - Viernes 18 de Agosto

Lunes, día de descanso obligatorio; oficinas cerradas

16 de marzo de 2017 2:56 pm | Regional | Mexicali, BC

Con motivo de la celebración del natalicio de Benito Juárez, este
martes 21 de marzo, la observancia del día festivo será el lunes 20 con la suspensión de actividades oficiales y escolares.

Esta suspensión de labores abarca a todos los empleados de los tres órdenes de gobierno, del sistema bancario y del servicio educativo y universitario, incluyendo a empresas que por su línea de producción lo permitan.

Las oficinas de los tres órdenes de gobierno permanecerán cerradas al servicio al público, mientras los servicos permanentes y de emergencia estarán vigilantes, aseguró por parte de la administración estatal la contadora Loreto Quintero Quintero, Oficial Mayor de Gobierno.

Las oficinas de servicio de emergencias (no administrativas) de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Teléfonos del Noroeste, los servicios de agua potable y alcantarillado y otros de emergencia, permanecerán con guardias permanentes y reanudarán sus servicios normales el martes 21 de marzo.

El sistema bancario también cerrará sus oficinas al publico, dejando para la atención de la clientela los módulos que cuentan con cajas en los centros comerciales y el servicio de los cajeros automáticos.




Notas relacionadas

  1. Niegan el amparo contra las obras de la Constellation
  2. El Mercosur suspende a Venezuela
  3. Pide Tijuana, juicio político contra la magistrada Flo...
  4. Amenazan los profesores con no iniciar el ciclo escolar...
  5. Más de la mitad de los beneficiarios con créditos Inf...


▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior

Hoy entra en vigor parcialmente el veto migratorio de Trump


Hasta 600 mil indocumentados pueden permanecer legalmente en EU


Revés migratorio a Donald Trump por la restricción de viajes


Derrota para Donald Trump que ayuda a los inmigrantes


Inician la regularización de haitianos en Baja California


Amplía California fondo pro migrantes


Ahora es Texas el que prohíbe las ciudades santuario