Baja California - Sábado 16 de Diciembre

El "marxismo cultural" detrás de la ideología de "género"

10 de septiembre de 2016 3:13 pm | Regional | Hermosillo, Sonora

Por: Dr. Jorge Ballesteros/primera plana digital.com.mx).- Quizá sea la primera vez que escuchen este término de marxismo cultural o neomarxismo, pues todos pensamos, ¿que no murió el marxismo con la caída del muro de Berlín y con la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)?, o como dijo Ronald Reagan “El comunismo quedó en el basurero de la historia”.

Desgraciadamente no, solo se adaptó a los nuevos tiempos y a las circunstancias como explican en su nuevo libro “El libro negro de la nueva izquierda” de Nicolás Márquez y Agustín Laje, los cuales nos dan luz sobre este nueva adaptación del marxismo clásico en las nuevas corrientes culturales que están de boga en occidente y que se conoce como marxismo cultural y que comprende movimientos tales como el Indigenismo, el ambientalismo, el derecho-humanismo, el garanto-abolicionismo, y la ideología de género (que tiene tres vertientes: el abortismo, el feminismo y el homosexualismo cultural).

Después de la caída del muro de Berlín, acaecida el 9 de noviembre de 1989 y la posterior desintegración del imperialismo soviético, en 1992, todo el imperio comunista de Europa del Este quedó descuartizado y separado en pequeños países o territorios tras una suerte de implosión geopolítica.

Toda la corriente de izquierda, después de la caída del marxismo, se puede decir quedó con la espalda al aire, sin la protección, dirección, guía ideológica, financiamiento que le daba la otrora poderosa URSS.

Ante este vacío, los manipuladores del Nuevo Orden Mundial, responsables de estructurar y adaptar a la izquierda comunista, ya desgastada e inoperante, se dieron a la tarea de darle una nueva cara, metamorfearla, ponerle una nueva mascara, para que le siguiera sirviendo de herramienta para lograr sus fines hegemónicos.

Se pusieron a fabricar ong's y armazones de variada índole acomodando no sólo su libreto sino su militancia, sus estandartes, sus clientes y sus fuentes de financiación, según afirma Agustín Laje, en el libro mencionado.

Por lo tanto, al comenzar la última década del Siglo XX, un sinfín de dirigentes, escritores, pandillas juveniles y organizaciones varias quedaron desparramadas, sin soporte discursivo y sin revolución que defender o enaltecer, en torno a lo cual estas corrientes advirtieron la necesidad de maquillarse y encolumnarse detrás de nuevos argumentos y banderines.

Silenciosamente, la izquierda reemplazó así las balas guerrilleras por papeletas electorales, suplantó su discurso clasista por aforismos igualitarios que coparon el extenso territorio cultural, dejó de reclutar “obreros explotados” y comenzó a capturar “almas atormentadas o marginales” a fin de programarlas y lanzarlas a la provocación de conflictos bajo excusas de apariencia noble.

Este marxismo cultural tiene sus antecedentes en la escuela de Frankfurt. Uno de los aspectos más importantes del trabajo de la Escuela en lo referente a la cultura, fue la fusión entre Karl Marx y Sigmund Freud, conocida como freudomarxismo.

Así como el marxismo clásico sostenía que mientras que en el capitalismo el obrero era oprimido, la escuela de Frankfurt utilizando el psicoanálisis de Freud argumentaba que la cultura occidental oprimía psicológicamente a toda la sociedad.

Se utilizó a Freud de una forma radical para descubrir que la alienación sexual era tan significativa como la alienación económica.

La solución de acuerdo a la Escuela de Frankfurt no era sólo una revolución política para terminar con el capitalismo, sino también una “revolución social y cultural”.

Es una nueva izquierda que ya no busca movilizar a una clase obrera que entendió que el sistema capitalista da oportunidades para el desarrollo, sino que busca definir a “sujetos” a partir de criterios culturales.

Hoy la lucha es cultural de la nueva izquierda y dentro de esa lógica la “ideología de género” es una de las armas culturales más potentes.

Es un proceso gradual, dice Antonio Gramsci, un marxista italiano de mediados del siglo XX, “empiezan unos pocos desde la academia inventando ideologías y las van derramando a los medios de comunicación y poco a poco se va convirtiendo en opinión políticamente correcta antes de que nos demos cuenta”.

Cuando sus postulados se vuelven parte de nuestro sentido común y se vuelven políticamente correctas, los aparatos coercitivos del estado protegen esa hegemonía, entonces ya el estado está controlado por la ideología de género y la trata de imponer a todo el pueblo desde el poder mismo del estado (como pasa en México), la sociedad cuando está muy permeada ofrece poca resistencia y puede sucumbir a esta nueva dictadura, ya que tienen una amplia cobertura mediática, enormes cantidades de financiamiento, y el apoyo de poderosos grupos internacionales como la ONU, UNESCO, OEA, FMI, OMS, logias masónicas donde frecuentemente se cocinan estas estrategias, comisiones de Derechos Humanos, Suprema Corte de Justicia, cientos de ong's y estridentes lobbies, así como los partidos y organizaciones de izquierda y por supuesto toda la fauna zoocialista y liberaloide del país.

Sin embargo, si dentro de la sociedad civil surgen líderes informados que aglutinen tras de sí a la parte sana y consciente de la sociedad, creando una resistencia organizada de miles o millones de ciudadanos que se oponen a esta ideología y que luchan por la familia, entonces se lograra la victoria sobre este engendro de la nueva izquierda.

El ejemplo más reciente lo tenemos en Colombia donde todo el pueblo se levantó como uno solo para defender sus valores y a la familia y le dijo a la ideología de género, ¡En mi patria no pasarás! y el gobierno que en un principio coqueteaba y trataba de imponer esta dictadura, ante la resistencia de la gente tuvo que recular y acatar la voluntad de la mayoría de los ciudadanos. Está fue una gran victoria, ¡ojala, la podamos repetir en México, nuestra querida patria!.

*Asociación Sonorense de Filosofía (ASFIL).




Notas relacionadas



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior

Alertan sobre intentos de estafa electrónica de BBVA Bancomer


Crecimiento económico sostenido en Baja California del 3.6 por ciento


Crecimiento económico sostenido en Baja California del 3.6 por ciento


Cerradas las sucursales bancarias este martes


Sector energético elemento principal en el TLC


IEnova suministrará electricidad a SD Gas & Electric Company


Diez por ciento de aumento al salario mínimo