Baja California - Viernes 15 de Diciembre

Juegos perversos del periodismo egocéntrico

12-2-2015  |  Enrique Tellaeche  |  Artículo

No acostumbro a entrar en los juegos perversos de quienes ven todo negro en su destino, ven mal las cosas que se hacen y encuentran un problema para cada solución. En este caso, respondo --por estar involucrado-- a la postura sobre la Licenciatura en Periodismo avalada por la Fapermex, publicada en las redes sociales por los integrantes de la Asociación de Periodistas Universitarios.

Sin entrar en más detalles, los orgullosamente universitarios asociados en la APU, evidencían una falta grave de conocimiento para emitir un juicio, postura u opinión de algo trascendente --creo-- para ellos, donde el tener los elementos esenciales, debería ser la premisa de su actuacion.

El manejo de verdades a medias es tan perverso como el de las mentiras malévolas.

Primero.- Es de mala leche entrecomillar "reporteros y funcionarios" como si no fueran tales. Ni es denigrante ser "reportero" ni es limitante ser "funcionario", en referencia --supongo-- a que algunos reporteros trabajan en oficinas de prensa. Eso no los excluye.

Segundo.- Si desconocen los criterios por los que se otorgó la Licenciatura en Periodismo, es problema suyo y responsabilidad al emitir la opinión respectiva.

Tercero.- La Licenciatura en Periodismo (por Saberes Adquiridos) no la otorgó la la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A. C., sino la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública con base en el Acuerdo 286.

Cuarto.- Es cierto, la Fapermex no es una institución educativa, sino una organización gremial de las que ustedes tanto critican y repudian, pero son lo mismo a la vez en la APU. Deberían saber que precisamente, al no ser una institución educativa, no otorga --como afirman--, nivel de licenciatura a sus agremiados.

Quinto.- Desconozco los parámetros sobre los cuales califican de "cuestionable" la relación con las autoridades de gobierno. Si tienen pruebas, preséntenlas.

Sexto.- El título y la cédula (cédula lleva acento, por cierto), para los "periodistas" (insisten en sus denigrantes comillas), no se otorgó de manera gratuita, sino costó lo que establece el Presupuesto de Egresos de la Federación y cada quien lo pagó.

Séptimo.- Si hay miles de estudiantes que cursan una carrera dentro de las aulas y por cualquier motivo no han conseguido el grado académico, es porque no se lo merecen.

Octavo.- Es cierto, no es necesario acreditar una Licenciatura en Periodismo, para ejercer el periodismo, pero reitero que no se trata más que de un oficio elevado con un grado académico.

Noveno.- Recuerdo la conseja popular aquella de: "Ah, dinerito para comprar armas...", cuando conozco de su preocupación de que quienes ahora tengan en su poder el título oficial que descalifican, vayan a acudir a la academia para enseñar a las próximas generaciones.

Décimo.- Las propuestas están sustentadas en premisas falsas. Es la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (de amplio reconocimiento y trayectoria), la encargada de evaluar a los aspirantes. Es la SEP la encargada --por Ley-- de reconocerlos y es la Dirección General de Profesiones a la que le corresponde certificar el conocimiento adquirido empíricamente.

Décimo primero.- Ante el cúmulo de egresados de la carrera de Comunicación en la UABC que no están en su ámbito de acción es innecesario abrir la de Periodismo, pues la promoción hecha, fue para periodistas --empíricos-- en activo.

Décimo segundo.- Para el conocimiento de ustedes, egresados de la UABC, esta institución educativa tiene el desarrollo de la carrera de manera mixta, una parte presencial y otra virtual. Los diplomados de poco sirven para una nivelación académica, sirven pero para una nivelación de conocimientos.

Décimo tercero.- La entrega de títulos y cédulas profesionales, --reitero-- no es gratuita y si analizan la lista, no todos se encuentran cercanos al poder que ustedes rechazan.

La profesionalización del gremio debe ser una constante entre todos los integrantes del mismo, despojados de siglas y críticas egocéntricas, divisiones o discriminaciones por academicismos cuestionables.

Aqui la postura de la APU:
http://apumexicali.blogspot.mx/



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior