Baja California - Sábado 27 de Mayo

Las personas de gran corazón me impactan...

19-1-2016  |  Inidira Mata  |  Artículo

Admito que las personas de gran corazón me ganan e impactan, quizás porque sobresale en ellas dar, velar y auxiliar a los demás de una manera natural.

Su actitud correcta ante las circunstancias adversas, fortaleza para quienes las rodean y grandeza espiritual las hace en verdad excepcionales... y no cualquiera.

Una mujer así es Luz Esther Delgado González, originaria de una de las zonas rurales de mayor marginación en nuestro valle de Mexicali, específicamente de Hechicera, donde ha sido designada precisamente como delegada municipal para catorce ejidos de esa jurisdicción.

Su vocación de comunicadora y periodista --con una joven trayectoria en ABC Radio, Canal 66 y MVS Televisión y otros medios locales-- la mantienen sensiblizada respecto a las necesidades de las personas, de esas que muchas veces duelen porque a diferencia de lo que pudiera pensarse hay una grave pobreza a lo largo y ancho del valle mexicalense.

De las 14 delegaciones municipales del gobierno municipal sólo dos son mujeres, una de ellas Luz Esther, quien además está a punto de concluir su licenciatura en ciencias de la comunicación en la facultad de Ciencias Humanas de la UABC. Siempre le expreso que es una mujer ejemplo de superación porque apenas inició sus estudios de prepa y universitarios hace pocos años recién "estrenada" como joven abuela.

Y finalmente algo particular que reconozco y admiro, es que al igual que muchísimos residentes de la zona valle que tienen que trasladarse a diario --con sus propios medios y recursos-- para trabajar o estudiar, son generalmente los más destacados, responsables y sobresalientes respecto a cualquier "mexicalense urbano".

Su designación como funcionaria municipal es singular y no por su género o influencia reporteril, sino porque el servicio público tendría mejores resultados con personas dispuestas a servir independientemente de los sellos partidistas, y aunque suene idealista de un gran corazón...



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior