Baja California - Martes 12 de Diciembre

México y su ansiedad

29-5-2017  |  Dr. Tomas Bermudez  |  Artículo

La ansiedad (del latín anxietas, ‘angustia, aflicción’) triste y deprimente se encuentra la actual sociedad de nuestro país, ante la gran incertidumbre que avizora a la nación, los hechos que se han suscitado que ninguna otra ocasión se había presentado, la terrible fractura social que se está viviendo, todo motivado por las mentiras, los engaños y el escarnio que somos víctimas, por parte de nuestras autoridades, de gran desánimo es el hecho que las agencias del orbe han declarado emergencia por los crímenes impunes de periodistas y obtener el triste segundo lugar mundial de “criminalidad de periodistas”.


Es indudablemente el síntoma patognomónico de la inminente ruptura del presidente Peña y los poderes fácticos de este país, es precisamente uno de los principales signos de este gran síndrome del quinto y próximo año, nuestro Ejecutivo y pese a ser el “solitario de Los Pinos” y aparecer en cada momento diversos escándalos que conmueve a los compatriotas como el caso de los “huachicoleros” que son una lastre en todo el país, y con la soberbia de enfrentarse a toda que se ponga enfrente, es decir ya no hay límites…


E inclusive a nuestro glorioso Ejército Nacional lo han vituperado y ofendido, es muy simple ellos están preparados para la guerra, no son policías, ya se ha discutido mucho si el Ejército vuelve a los cuarteles y abandona las calles como es su lugar.


Pero ¿qué pasaría en nuestro país? simple y llanamente colapsaría ante las hordas del crimen organizado, no seamos tan ingenuos como para tranquilizarnos por la presentación en cadena nacional del presidente Peña y decirnos que todo está bien, por favor, ya basta señores.


Estarán tan ciegos para no ver la gran ansiedad que se vive en el país, que han cuidado tanto la macroeconomía para adelgazar a la clase media, al pueblo no le interesa ni el PIB, ni el índice del consumidor, menos la cotización de la Bolsa de México, lo único que interesa es tener los requerimientos mínimos necesarios, sí, no hay inflación, pero el poder adquisitivo ha menguado, a las personas que se encuentran en cierto grado de posibilidad le han cooptado la posibilidad de crecer…


¿Por qué? Es interesante que sólo en fechas de quincenas vemos a las familias comprar su despensa en los hipermercados, así como en los grandes centros comerciales, insultante tantas ofertas de coches de marcas nacionales y europeas, y sin embargo no hay liquidez, inclusive hasta la propia banca ya está en manos de extranjeros, los grandes emporios transnacionales, eso sí captando el poco circulante del pueblo, a esto hay que sumar la gran plaga de inseguridad que ha proliferado en el país, desde secuestros hasta el chantaje telefónico por míseros $2,000, y por si fuera poco el capítulo político a seguir con la aparición de “profetas” y “salvadores” de la patria, que de nuevo intenta jugar Andrés Manuel con los sentimientos de un pueblo deprimido, donde este “merolico de tercera” quiere, según el lenguaje vernáculo, quiere “engatusar” de nuevo a los mexicanos, de tener en las manos las soluciones a todos los problemas…


Cuidado porque el estado mental del mexicano se caracteriza actualmente por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad que es un caldo de cultivo para que a los charlatanes hagan su labor política y con el engaño los hagan resurgir en procesos electorales. ¿Seremos tan inocentes para entrar en su juego? “Cave ne cadas”. Cuidado, no vaya a caer.



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior