Baja California - Jueves 25 de Mayo

La política del descontón de Coparmex

16-5-2017  |  Gabriel Ibarra  |  Artículo

UN EMPRESARIO TAN COMPROMETIDO, COMO ES EL CASO DE ENRIQUE MICHEL, QUE HA RECIBIDO LAS MÁXIMAS PRESEAS POR SUS ÉXITOS Y SU COMPROMISO PLENO CON JALISCO, NO SE MERECE UN TRATO TAN RUDO Y MALEDICENTE COMO EL MAQUINADO DESDE LAS CÚPULAS DE ESTAS ORGANIZACIONES EMPRESARIALES, QUE SE SUPONE BUSCAN EL BIEN COMÚN Y SE JACTAN DE IMPULSAR “MÁS Y MEJORES EMPRESAS PARA JALISCO”.

Durante la semana el sector privado se llevó la agenda mediática local al lanzarse la presidencia de la Coparmex, haciendo causa con los dirigentes de Comce y el Consejo Agropecuario de Jalisco, a dinamitar al Consejo Económico y Social de Jalisco (Cesjal), supuestamente porque su presidente, Enrique Michel Velasco, aprovecha su plataforma para hacer proselitismo político (por su pronunciamiento a favor de Morena y su simpatía hacia el dirigente Andrés Manuel López Obrador) resaltando además los defectos que a este organismo le ven.

Cabe hacer notar que los dirigentes del Consejo Coordinador de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ) y de la Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara (Canaco) no se subieron a la campaña contra Cesjal y Enrique Michel, actuando con mayor sentido de responsabilidad y mesura, sin dejar de compartir posiciones críticas de que este organismo debe de contar con mayores atribuciones para que tenga utilidad y trascendencia.

Enrique Michel Velasco es uno de los empresarios más destacados e importantes de Jalisco, su actitud siempre positiva de apoyar las causas sociales en pro de construir una mejor sociedad, está más que demostrada, lo que seguramente lo motivó a que asumiera la presidencia de Cesjal, cargo que por cierto es honorífico, pero seguramente por su mente pasó que su propio sector lo patearía, como ha sucedido.

EL GRAN PECADO DE MICHEL
A cerca de cuatro meses que culmine el periodo estatutario decidió expresar su interés de participar en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que preside el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador y de buscar la candidatura a la gubernatura de Jalisco, lo que provocó el malestar de dos de sus integrantes del Consejo Económico y Social, Miguel Angel Landeros que representa a COMCE y al abogado Jacobo Cabrera, que representa al Consejo Agropecuario de Jalisco, quienes criticarían que Cesjal se estaba politizando, amén de la falta de resultados, por lo que se retiraban.

LA MEZQUINDAD
Un empresario tan comprometido, que ha recibido las máximas preseas por sus éxitos y su compromiso pleno con Jalisco, no se merece un trato tan rudo y maledicente como el maquinado desde las cúpulas de estas organizaciones empresariales, que se supone buscan el bien común y se jactan de impulsar (en particular la Coparmex) “más y mejores empresas para Jalisco” así como “instituciones inclusivas, sólidas y autónomas que fortalezcan el estado de derecho”.

Coparmex, de acuerdo a su filosofía, tenía el camino de buscar cómo perfeccionar a una institución creada por ellos mismos (fue el empresario Raymundo Gómez Flores el autor de esta iniciativa, apoyado por los organismos de la iniciativa privada hace más de 15 años), que es la vía de quienes construyen y no destruyen. Sin embargo, se fueron por la vía del descontón, como si se tratara de un peleador callejero.

En el tema de que Cesjal requiere mayores atribuciones para que sus recomendaciones sean vinculantes (obligatorias a las dependencias y organismos que van dirigidas), su presidente Enrique Michel lo ha remarcado en forma reiterada en sus informes.

Durante el informe de Enrique Michel del periodo 2009-2013 como presidente de Cesjal, ante los representantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial los exhortó a transformar a Cesjal: “de nuevo acudo a la voluntad política de todos aquellos actores que pueden incidir para que este organismo adquiera la posición que le corresponde y que el Cesjal sea elevado rango constitucional, a fin de que sus recomendaciones sean vinculatorias, más que un anhelo de las instituciones que lo conforman, es hoy día una necesidad democrática”.

Esa demanda de transformación vino precisamente de Enrique Michel, sin embargo, no se vio en esos años ni después a Coparmex, ni a Comce, menos al Consejo Agropecuario, haber hecho causa común con el empresario dulcero para reformar a Cesjal. La posición crítica y hacia afuera del Consejo lo hacen en un momento de coyuntura, con lo que muestran que hay detrás otro interés, más allá de su espíritu democrático y de buscar el bien común.

Con evidente mala fe aprovecharon sus detractores la posición a lo mejor políticamente incorrecta de Enrique Michel de pronunciarse a favor de Morena, para lanzarse a la yugular y dinamitar a esta organización, que por cierto ya en otras ocasiones lo habían hecho con Eduardo Orendáin como presidente, así como a Tomás López Miranda.
En el fondo podría estar el proyecto de Miguel Angel Landeros y Jacobo Cabrera de controlar Cesjal, ya que en cuatro meses terminaría el periodo de Michel.

LO QUE VIENE
Enrique Michel ha anunciado que renunciará a la presidencia del Consejo Económico y Social en la sesión mensual que tendrá a finales de este mes, sin embargo, el espectáculo con la grilla que le armaron estos dos personajes con la participación de Mauro Garza Marín (por cierto amigo entrañable de Landeros), manda señales muy negativas de las miserias humanas y luchas de poder que se viven entre los empresarios, cuyos métodos no son precisamente los de la civilidad, el respeto y las buenas formas.

¿Es así como construyen instituciones inclusivas por medio del descontón?
La lección que ha vivido Enrique Michel ha sido muy desagradable.



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior