Baja California - Jueves 14 de Diciembre

Riesgos financieros en Durango

24-10-2016  |  Dr. Tomas Bermudez  |  Artículo

En este mundo que nos tocó vivir, donde realmente no se pueden ocultar instrumentos financieros menos – el efectivo, ya que estamos más vigilados, inclusive hasta se graba un pequeño incidente de tránsito o un homicidio por esas cámaras de vigilancia, bien - hay unos entes llamados: Calificadoras de riesgo que son sociedades anónimas constituidas con el objetivo exclusivo de calificar valores mobiliarios y otros riesgos (bonos soberanos, empresas, gobiernos estatales, etc.).

Esta figura se introdujo en el mercado de capitales con el objetivo de facilitar la toma de decisiones por parte de los inversores. Y conocer la “salud” financiera de estos. Estas sociedades de calificación de riesgo tienen sus propios sistemas y metodologías de calificación, que debe ser aprobados por la comisión nacional de valores o ente similar. Por lo general todas usan un sistema estándar a nivel internacional. Así, un título calificado como “AAA” representa la máxima calidad crediticia y, en el otro extremo, una nota “D” representa a los títulos en situación de incumplimiento (default).

Entre estos dos extremos, las calificaciones se dividen a su vez en dos sub-grupos o categorías: los títulos calificados desde AAA hasta BBB - se consideran “grado de inversión” o “investment grade”, en tanto los calificados entre BB y C son emisiones “grado especulativo” o“non investment grade”. Por último, se utiliza la letra E cuando la calificación no se puede emitir por falta de información, o la misma es insuficiente.

Me formulo ¿Cuales son las calificadoras de riesgo más conocidas?. Existen multitud de agencias de calificación, pero son tres las que realmente dominan el mercado: Moody’s, Standard & Poor's y Fitch. Luego ¿Qué es el rating? es una nota o calificación de la solvencia que tiene una empresa, un país, instituciones públicas, emisiones de deuda, estructurados o fondos para hacer frente a sus obligaciones de pago.

Ahora en el mundo financiero todas las empresas y gobiernos tiene que entrar al mundo del mercado bursátil Las operaciones bursátiles satisfacen tres grandes necesidades: obtención de financiación por parte de las empresas, que colocan acciones en el mercado a cambio de dinero en efectivo; ofrecer a los ahorristas la posibilidad de convertirse en inversionistas; y finalmente ofrecer financiamiento al Estado, que lo logra generalmente mediante la emisión de bonos. En todo lo referente a lo bursátil, intervienen tres elementos: los demandantes de capital, los oferentes del mismo y los intermediarios. Bien, para ser sujeto de crédito, un gobierno estatal debe tener una clasificación de buen pagador.

Caso Durango: Fitch Ratings ratificó la calificación de A-(mex) a la calidad crediticia del estado de Durango. La Perspectiva continúa Estable. Además, se ratificaron en AA(mex)vra las calificaciones específicas de tres créditos de largo plazo que forman parte de la deuda directa de Durango. Fitch considera que el estado de Durango mantiene un nivel de endeudamiento, que aunque creciente, se ubica en un rango moderado. Al cierre de 2015, la deuda directa de largo plazo totalizó MXN6,514.5 millones. Este saldo representa 0.72 veces (x) los ingresos disponibles (Ingresos Fiscales Ordinarios o IFOs) (vs. 2014: 0.59x IFOs).

En 2015, Durango realizó operaciones contractuales diversas que le permitieron refinanciar y adquirir deuda adicional en condiciones crediticias mejores y bajo un perfil de pago manejable. Para 2016, el endeudamiento prospectivo presupuestado por la entidad es nulo, por lo anterior la agencia estima que, en un escenario conservador sin crecimiento de los ingresos disponibles, el indicador de deuda disminuya a 0.71x al concluir el año fiscal 2016.

Finalmente, no estamos tan mal tras el anuncio viral que conmovió a las redes sociales y la opinión pública que estábamos "quebrados", unos análisis serios con fuentes directas nos dan la real óptica de la situación financiera y nos esclarece el diagnostico, y los posibles inversionistas de Industrias detonantes de la economía, hay que ofrecerles lejos de un pesimismo infundado una garantía plena de optimismo social y les haremos más atractivo que inviertan en nuestro terruño, ya que con esta rumorología maligna, ahuyentamos al inversionista.

“Sublata causa, tollitur effectus"
Al cesar la causa, cesa el efecto.

Comentarios: tomymx@me.com



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior