Baja California - Martes 27 de Junio

La seguridad y la lucha de poder

17-10-2016  |  Gabriel Ibarra  |  Artículo

Una semana de alta tensión vivieron los actores de la política jalisciense, confrontados por el tema de cómo manejar la seguridad. Las descalificaciones, los manotazos y expresiones maximalistas se hicieron presentes.

El punto de conflicto fue la creación de la Agencia Metropolitana de Seguridad, que se convertirá en la nueva estrategia para enfrentar el tema del crimen organizado y delincuencia común que nos afecta a todos.

Cada quien en su alegato, manejaba sus argumentos, «de que las cosas no se harán como lo pretende Alfaro que ya se siente vicegobernador», que «Aristóteles ya lo había palomeado todo, pero luego aparecen en escena los que andan en campaña y cambian la jugada».

Total, Alfaro dio un manotazo, pataleó y se levantó de la mesa, anunciando que el Gobierno del Estado estaba fuera, llevándose a los alcaldes metropolitanos de MC para anunciar que la Agencia Metropolitana de Seguridad se haría con o sin Aristóteles.

Sin embargo, la verdad es que para que este nuevo organismo esté en condiciones de funcionar sería una locura pensar que podría obtener buenos resultados sin la participación del Gobierno del Estado, por una razón simple: ¿de dónde sacarían el dinero para la compra de equipo, patrullas, armamento y otras cosas más, cuando lo crítico para los gobiernos municipales es precisamente el recurso económico escaso?

O sea, irse por la libre, sería el peor contrasentido que se hubiera dado.

Finalmente entraron cabezas más frías a buscar cómo sí se puede hacer. Y en esta labor de conciliación mucho tuvieron que ver Ismael del Toro, el negociador del Grupo de Alfaro con el gobernador Aristóteles Sandoval y el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, quien trae la visión empresarial, lejos de las fobias y posiciones duras de un grupo de colaboradores del presidente municipal de Guadalajara que lo han pretendido llevar a ver la política y la cosa pública en blanco y negro, cuya arma principal es el golpear a través de las redes sociales.

Sin embargo, finalmente hubo espacio para el diálogo sereno, inteligente, en el que nadie ganaba y todos perdían.

VA LA AGENCIA METROPOLITANA Y LA FUERZA ÚNICA
La política es diálogo, negociación, construcción de acuerdos. La buena política no son berrinches ni descalificaciones o golpes bajos, que es lo que mejor saben hacer nuestros actores autóctonos de Jalisco del mundo político, movidos por la avaricia de tener todo el poder o más poder, para saciar apetitos que no tienen llenadero.

En la lucha por la seguridad no se puede partir ni de cero o inventar el hilo negro. Hay dos tipos de delitos: los de alto impacto, que son los homicidios, los secuestros, robos de auto, asaltos a bancos y los de alta incidencia que son los llamados delitos menores (robo a casa-habitación, asalto en la vía pública y robos, entre otros, que son los que más daño y molestia generan a los ciudadanos comunes y corrientes, que son precisamente los que se han incrementado en la metrópoli en el último año.

Hay que tener claro que los delitos de alto impacto son cometidos por el crimen organizado y que se han diversificado en sus actividades, ya que no nada más es venta de droga y tráfico, sino que ya están en la ordeña y venta de gasolina clandestina, así como en el robo de autos, y contra ese gran poder, los gobiernos federal, estatal y municipales, tienen que estar en sintonía para enfrentarlos y desarticularlos.

Mucho se habla de que no existe coordinación entre las policías, que prevalece la desconfianza, porque hay complicidad y protección de cuerpos policiacos a estos diversos grupos criminales, quienes los tienen infiltrados. Existe, por supuesto, la desconfianza entre unos y otros, cuando por ambas partes se descalifican, lo que vuelve sumamente compleja esta problemática.

Pues parece que por fin se han puesto de acuerdo, en principio nadie impone su criterio unilateral, aparentemente tratarán de sumar recursos y los detalles los darán a conocer este lunes, pero el adelanto que hicieron es que la Agencia Metropolitana de Seguridad va para adelante y la Fuerza Única Metropolitana, creada por el Gobierno de Aristóteles Sandoval, también participará. La Agencia Metropolitana hará su función de prevenir y la FUM de reacción.

¿Funcionará el nuevo esquema de seguridad en el que la desconfianza y el sueño en el 2018 es lo que está más presente? No es la primera ocasión que se ha intentado crear una Policía Intermunicipal, son dos intentos y el fracaso ha sido el resultado, provocado por la visión corta de los políticos al lado de la mezquindad, ya que la lógica de los políticos es que «lo que sirve es lo que yo hago» y lo hecho por otros es inútil. Eso sucedió ya en los gobiernos priistas y panistas, es la condición humana y la condición del político pobre de ideas.

No pretendo descalificar este nuevo intento, ojalá los resultados se den y será muy simple medirlo: los índices de delitos lo marcarán, junto con la percepción ciudadana de si estamos igual, peor o mejor.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com



▲ Regresar Arriba | ◄ Regresar a página anterior